miércoles, octubre 27, 2010

Chau

Chau, Néstor. Ya habrá tiempo de discutir su legado.
Hoy hay mucha gente triste. Y eso debe ser respetado.