viernes, mayo 08, 2009

Acerca de nosotros ...

Saben que sigo el blog de Gerardo Fernández . Es realmente muy interesante. En una entrada de hoy, donde hace un alegato a favor del voto a Kirchner, un lector, Osqui, publica la siguiente respuesta:

Cuando era chico, el cura de la parroquia intentaba convencernos de que por el solo hecho de portarnos bien, de ser buenitos, nos iríamos al cielo con Dios. Gerardo apela a ese tono parroquial para convencer vaya a saber a quién. En la vida adulta, la complejidad de los conflictos, suele tener una cantidad de variables que exige de un adulto la incorporación de innumerables elementos para ampliar el mapa del análisis.
El gran descubrimiento primario de los Estados Unidos, por el cual ingresaron liderando los tiempos modernos más que cualquier otra nación del planeta, antes de ser potencia bélica, no fue ni por la riqueza-que estaba empezando a desarrollarse- ni por las armas- que no producían.
Fue gracias al descubrimiento de que todo conocimiento es social. Que se necesitan muchas miradas, todas las posibles sobre cualquier fenómeno, como para encontrar la mejor solución a un problema.
Al inaugurar la Feria del Libro de este año, el secretario de cultura de la nación, José Nun, se refirió específicamente a uno de que sistematizó esta premisa, el brillante pedagogo John Dewey.
Dicho por un funcionario de este gobierno, sus palabras sonaron subversivas.El problema argentino reside en que las soluciones y la elaboración de conocimientos, se dan de otro modo, de un modo caudillesco, paternalista, verticalista, en el que un gran número de personas delegan ciegamente todas las decisiones en una sola persona incuestionable.
Esto va más allá de Kirchner. Hemos aceptado el estatuto decorativo del congreso.Estamos formateados psicológicamente por ese resabio neotomista con que España nos conquistó, la devoción de los súbditos a la incuestionabilidad del rey.
En 1670, Inglaterra ya había hablado por primera vez, de la "soberanía popular", y el rey fue reemplazado por un parlamento. Se dieron cuenta de que algo cambiaba en una época en que la masa sería el sujeto histórico. y sus hijos americanos catapultaron ese ejercicio.
Nosotros seguimos concibiendo el poder como algo virreinal. Kirchner no es un mero ex-presidente. Tampoco Duhalde. Son caudillos eternos en pugna de acumular poder.
La totalidad de los sectores sociales nunca estuvieron totalmente incluidos en un proyecto plural y abarcativo en nuestra historia. Por eso atrasamos, a diferencia de Brasil, por ejemplo.
Mas allá de si el precio de la paleta aumentó, bajó, o está igual, la complejidad de problemas de un país como el nuestro no tiene solución posible a través de la política que se ejercita.
Renovar los hábitos políticos para hacerlos potencialmente mejores para que solucionen problemas reales, está en una dirección totalmente distinta de la que se propuso para estas elecciones: adelantamiento, candidaturas testimoniales que representan, a lo sumo, la dialéctica de la revista Caras, tal como lo expresara Horacio González en un artículo desenmascarador de las ideologías de la editorial Perfil. Solo que aún no se hablaba de candidaturas testimoniales hace dos meses. Hoy es lo mismo. Es un paso más hacia el atraso ideológico. La falacia de si los precios aumentaron o no, es solo un ingrediente básico en la vida de un país. Durante los 90 no existió la inflación, si ese es un argumento de peso, pero el país sufrió un gran deterioro institucional, cuyas consecuencias siguen vigentes. Kirchner ahonda sin límite la huella de ese deterioro. Y, a mi criterio, según mi la percepción de mis humildes gastos hogareños, gasto muchísimo más que hace dos o tres años.
En el bar de Juramento y Ciudad de La Paz, donde solía desayunar, en 2006 un café con leche con medialunas a 3,50, hoy lo cobran 9,50. Y me aseguraron que está por aumentar de nuevo.
El kirchnerismo es una herida más en la larga historia de la informalidad de un país que no reconoce la importancia a largo plazo, de sostener el respeto su propia constitución.
Y que los precios no aumentaron...no puedo dejar de reírme con cierta indulgencia.

Osqui

Hay algo que se trasunta en estas elecciones que habla de nosotros como colectivo social. Estas reflexiones de Osqui, a quien pido perdón por chorear sus palabras, me parece que merecen ser reproducidas.

3 comentarios:

Nos Vemos en 2011 dijo...

Una muy buena entrada de Osqui, sin lugar a dudas.
Además, Observador, Gerardo jamás respondió sus puntos.

Observador Comprometido dijo...

El bueno de Gerardo está un poco abrumado estos días. Sigamoslo que está muy interesante.
Saludos y gracias.

Anónimo dijo...

El discurso de Osqui parace el de Miss America en la pelicula Bananas de Woody Allen. "Quiero la paz del mundo".

En EEUU el poder lo tienen las corporaciones, no la gente, alla no tienen tonos para elegir, es azul democrata o azul republicano.

Por otro lado yo desde mi ignorancia te puedo dar dos datos. En el 90 habia inflacion, solo que era tapada primero con la venta de los bienes del estado y despues con los prestamos del FMI.

Exploto todo cuando se corto la canilla.

Y la hiperinflacion que debiamos haber sufrido por el paso del dolar 1 a 1 al de 3 a 1 se fue prorrateando en estos años.

Si yo tendria que criticar a este gobierno lo haria por otros flancos, que tiene muchos, pero esto que posteas de Osqui es patetico.